Pronunciamiento Organizaciones mesoamericanas

Organizaciones mesoamericanas que trabajamos en la defensa de la diversidad de derechos de los pueblos de la región hemos seguido con mucho interés el juicio que se lleva a cabo en Guatemala por el delito de genocidio y deberes contra la humanidad en contra el exjefe de estado, el general retirado Efraín Ríos Montt y en contra del general retirado José Mauricio Rodríguez, jefe de inteligencia de su gobierno.

La fiscalía los acusa de ser responsables de 15 masacres en donde fueron asesinados por lo menos 1771 hombres, mujeres, niños y ancianos mayas ixiles en el departamento noroccidental de El Quiché, Guatemala, entre 1982 y 1983.
Ante este juicio sin precedentes en nuestro continente, de gran trascendencia para nuestra región y, en general, para la humanidad expresamos:

En primer lugar, nuestra solidaridad con las familias de las víctimas del pueblo maya Ixil, con sus comunidades, las entidades querellantes y acompañantes en su demanda de justicia.

Demanda que les ha exigido grandes sacrificios y riesgos hasta lograr abrir las puertas de acceso a la justicia, dada la estructura de impunidad que ha estado incrustada tradicionalmente en el Estado de Guatemala.

En segundo lugar, pedimos a las instituciones del sistema de justicia de Guatemala resolver prontamente el conflicto y el impasse creados por las acciones interpuestas por abogados, por presiones políticas y mediáticas y, en especial, por la resolución de la jueza Carol Patricia Flores del Juzgado Primero A de Mayor Riesgo de anular lo actuado durante más de un mes de juicio.
Pedimos que en esta resolución se rijan por el criterio inconfundible del derecho a la justicia de las víctimas, por las pautas de un estado de derecho y democrático; y por los requerimientos del sistema de justicia universal. Consideramos que subordinar estos compromisos fundamentales a subterfugios administrativos y procesales, pueden dejar en un estado de vulnerabilidad a las víctimas y testigos del juicio, así como prolongar y profundizar la situación de impunidad y de debilidad del Estado de Derecho y del sistema de justicia guatemalteco.

Finalmente, valoramos que si esta situación es resuelta en base a los fundamentosmencionados, se podrá construir una paz firme en Guatemala, basada en una justicia digna, en el conocimiento de la verdad y contribuirá a la reparación integral de las víctimas. De aquí fluirá la conciliación y, sobre todo, se sentará un precedente invaluable para que estos crímenes que conmovieron a Mesoamérica e hirieron a la humanidad no se repitan nunca más.

Costa Rica, 25 de abril 2013
 

Acción urgente para defensores de los Derechos Humanos -ACUDDEH- de México
Asamblea de Migrantes Indígenas de la ciudad de México -AMI- de México
Asociación de iniciativas populares -DITSÖ- de Costa Rica
Asociación para el Desarrollo Municipal -ADM- de Nicaragua
Brigada para Leer en Libertad de México
Centro de Servicios Municipales. Heriberto Jara -CESEM- de México
Coalición Internacional para el Hábitat, Oficina para América Latina -HIC-AL- en México
Enlaces Nicaragüenses de Costa Rica
Frente Indígena de Organizaciones Binacionales -FIOB- de México y Estados Unidos
Fundación del Río de Nicaragua
Fundación Guillermo Toriello -FGT- de Guatemala
Fundación Popol Na de Nicaragua
Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario -IMDEC- de México
Servicios y Asesoría para la Paz -SERAPAZ- de México
Voces Nuestras de Costa Rica

También podría interesarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

16 + 8 =